Caso”Sepúlveda Fernández c. Megavisión” Intimidad personal versus Derecho a informar

En nuestra última sesión de la Academia de Derecho Civil y Romano, ADECIR, del 10 de junio de 2013, se abordó, en un debate, el recurso de protección interpuesto por doña Susana Fernández Burgos en favor de su hija menor de edad, I.A.A.F., y en contra de doña María Angélica Tapia López y de Red Televisiva Megavisión S.A.debido a que fueron abordadas por la recurrida Tapia López y por periodistas y camarógrafos de la empresa recurrida en relación a la falta de pago de un contrato de arrendamiento, ocasión en la que fueron hostigadas e invadieron su domicilio. Mega se defendió principalmente argumentando que en virtud de la naturaleza cautelar del recurso de protección, éste debía ser rechazado ya que el hecho que se alega ya se había perpetrado, por lo que debía tratarse en un juicio de lato conocimiento.

Por parte de la recurrida defendió su posición el alumno José Antonio Espinosa, y por el lado de la recurrida, Rosario Avaria, ambos miembros de ADECIR. Moderó el presidente de Adecir Andrés Lea Plaza.

Durante el debate se discutió respecto a la confrontación entre el derecho a la intimidad y al derecho a informar. Los principales argumentos de la recurrente, defendidas por José Antonio, fueron que se ha vulnerado su intimidad y el derecho de su hija a asistir al colegio debido a este escándalo. Se ha vulnerado la privacidad de su hija menor, invadiendo la propiedad privada, dado que filmaron al interior de su domicilio y las siguieron hasta el estacionamiento, siendo lo más grave, que han expuesto a esta situación a su pequeña hija que por lo demás es ajena a los conflictos judiciales que existen entre las partes, difundiendo sus imágenes, todo lo cual la ha afectado síquicamente.

Mientras que los principales argumentos de Rosario fueron que el recurso de protección tiene una naturaleza cautelar y un carácter extraordinario por lo que no procedería en este caso su interposición, ya que la infracción que se alega ya se habría perpetrado y por lo tanto, en el supuesto que esta existiera, debiese perseguirse únicamente por la vía ordinario y que Mega niega haber vulnerado garantías constitucionales de las recurrentes, toda vez que el canal se limitó a ejercitar la libertad de prensa e información sin censura previa, particularmente si se considera que la de autos es una noticia de alto interés público y que el canal de televisión se ciñó a las normas legales que regulan la materia.

Asistieron al debate un buen número de alumnos y los profesores Rosso y Corral. El caso fue discutido entre todos los asistentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: